El precio del crudo tuvo éxito para lograr nuestro objetivo esperado en 47.00 y superó a sufrir más pérdidas, abriendo el camino para extender la ola bajista en el corto plazo y de forma a medio plazo, ya que la próxima estación está situada en 45.46, para mantener el sesgo bajista válida en el próximo período, teniendo en cuenta que la estabilidad por debajo de 48.10 representa la primera condición para continuar el descenso esperado.